Beatriz Desarrollo del Talento

Beatriz Ramiro

Coach Personal & Ejecutivo. Experta en Inteligencia Emocional.

Hola

Mi nombre es Beatriz, y así quise que me llamaran siempre hasta hace unos 5 años, cuando comprendí que la ejecutiva exigente, protocolaria y perfeccionista, se estaba convirtiendo en Bea, más cercana, tierna y espontánea, que se conmovía cuando notaba que alguien a su alrededor crecía. ¡Qué descanso, oye!

Así que cuando escucho aquello de que “las personas no cambian”… Mmmm… Hay muchos comportamientos que, si se quiere, se pueden cambiar, mientras te acercas más a quien tú realmente eres y subes la probabilidad de obtener los resultados deseados. Y esa es una clave importante de lo que yo hago: ¿Quieres cambiar? ¿Tu comportamiento sigue siendo eficiente para conseguir lo que realmente quieres?

Familia de origen

Ocupo el puesto medio de una familia de 7 hijos, junto con mi hermano mellizo. Somos una familia unida, y aunque nunca hemos sido muy de decirnos que nos queríamos, nos lo demostramos cada domingo, a nuestra manera, cuando comemos todos juntos en casa de mi madre… Mi padre falleció, desafortunadamente, en enero de 2004. Le tengo muy presente cada día.

Estilo de vida

Comparto mi vida con un hombre muy especial, maravilloso, con el que me siento comprometida al 100%. No tengo hijos, y aunque durante un tiempo esto me entristecía, veo ahora los beneficios de tener una vida que no es con la que soñé en ese sentido: puedo entrar y salir, aparecer y desaparecer, hacer y deshacer… Puedo viajar para ejercer mi pasión sin tener que organizar demasiada logística. ¡Un lujo! Mi instinto maternal, con el que creo que vine “de serie”, lo saco con cualquiera de mis 15 sobrinos y con los hijos de mis amigos.

Valores

La alegría, la honradez, el compromiso y la consideración son principios fundamentales para mí. Me emocionan la generosidad y la conexión. Y me admiran la humildad y la Fe, valores que procuro trabajarme de forma activa cada día, con esfuerzo y constancia. Mi punto fuerte es la empatía, y mi talón de Aquiles es la paciencia… ¡pero estoy en ello! Creo que todas las personas somos buenas. Así, sin la típica frase que suele seguir de “hasta que se demuestre lo contrario.”

Tengo la fortuna de poder decir que me considero una persona feliz. Cada día doy gracias por ello.

Mi para qué

Incrementar el nivel de conciencia para poder ser más libres en nuestras elecciones. ¿Cómo lo hago? A través de cursos de formación, talleres de inteligencia emocional y procesos de coaching, fundamentalmente. Si un día nos conocemos, podré contártelo más despacio.

Taller de Inteligencia Emocional

11-14 de Mayo Madrid

Reserva ahora, plazas limitadas.

INSCRÍBETE